Puertas Abatibles: Peleando contra el viento

0 563
Puertas Abatibles: Peleando contra el viento
Puntúa este artículo

¿Te ha pasado que cuando has vuelto a casa la puerta no ha cerrado completamente?

En las puertas abatibles es un problema muy común que el viento altere o provoque el mal funcionamiento de la puerta. En este articulo tratamos los problemas y soluciones aplicables para este tipo de situaciones.

El viento puede traer principalmente 2 problemas: que el motor no pueda terminar de cerrar o bien que durante la pausa de apertura el viento cierre la puerta. Explicaremos estos 2 problemas y sus soluciones por separado.

 

El viento impide que la puerta cierre del todo:

Esto se debe a que el cuadro de maniobras da electricidad al motor durante un tiempo determinado, una vez que se agota este tiempo el motor deja de empujar. Dependiendo si el motor tiene bloqueo o no, la puerta se quedara en el sitio o volvera a abrirse a causa del viento.

Solución 1: Reducir la resistencia al viento de la puerta cambiando la chapa ciega por barrotes o chapa con perforaciones, aunque si el viento es muy fuerte esta no es la solución definitiva.

Solución 2: Aumentar el tiempo de cierre en el cuadro de maniobras. Si el motor puede seguir moviendo la puerta hacia el cierre aunque el viento sople solo necesitara mas tiempo para cerrarla. Esto solo es valido para motores hidráulicos, ya que los motores electromecánicos se calientan mas rapido y cuando no sople viento todo el tiempo que le sobre estará empujando en el cierre y puede provocar deterioro del embobinado.

Solución 3: Colocar un motor mayor. Esta situación ya nos la hemos encontrado muchas veces, cuando ninguna de las anteriores puede solventar el problema se recurre a cambiar el motor.

 

El Viento cierra la Puerta durante el tiempo de espera:

Esto solo pasa cuando los motores no tienen bloqueo. El cuadro termina de enviar electricidad al motor para que abra, esta en espera para cerrarse automaticamente, en este periodo el motor no ejerce fuerza y el viento puede mover la puerta libremente.

Solución 1: Colocar un electroimán en la apertura que una vez abierta la puerta se alimente este iman y mantenga la puerta sujeta en la apertura.

Solución 2: Colocar una electrocerradura en apertura que cuando la puerta automatica abra completamente se enganche esta cerradura y se vuelva a liberar al iniciar el cierre, aunque para esto el cuadro debe tener la función correspondiente.

Solución 3: Sustituir el motor por uno con bloqueo en la apertura que una vez que termina de abrir no permite el movimiento a no ser que se desbloquee el motor con una llave especial. Tambien se puede colocar un motor con bloqueo tanto en cierre como en apertura pero solo es recomendable si se puede acceder peatonalmente al motor por otro sitio, por si nos quedamos sin suministro eléctrico que podamos desbloquear el motor y mover la puerta manualmente.

 

En definitiva, el viento puede ser un engorro pero si estas dispuesto a solucionarlo hay posibilidades de sobra.

También podría gustarte Más del autor

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.